miércoles. 29.05.2024
sanlorenzo_1712442956_3340536100106606513_1482452503
sanlorenzo_1712442956_3340536100106606513_1482452503

¿Alguien podía esperar otra cosa? Más allá de la expectativa lógica de ver a jugadores "nuevos" que no han tenido prácticamente participación este año, era obvio que un equipo formado por 11 jugadores que vienen sin jugar y que mucho menos han jugado o practicado juntos no podía funcionar bien.

No funcionaron bien los 11 titulares durante 14 fechas, solamente ganaron tres partidos, menos podrían funcionar jugadores que están faltos de ritmo, que vienen de lesiones o que hacen sus primeros minutos en San Lorenzo.

Al equipo titular no se le cae una idea, ¿se le podía caer al suplente? Contra Boca luego del segundo gol Xeneize faltaban 7 minutos más los 5 de descuento y el equipo no generó ni una sola aproximación al arco rival. ¿Lo podian hacer los 11 suplentes luego del fatídico inicio del segundo tiempo en el que tras groseros errores Defensa y Justicia se puso 2 a 0?

La realidad es que el campeonato de San Lorenzo fue un verdadero desastre desde la primera fecha hasta ayer. Con todos los titulares. El equipo, según dijo el técnico Insúa iba a estar en abril. No se ha visto todavía, y además en abril ya estamos afuera de la Copa de La Liga. Noveno en 14 equipos. Lamentable. Tan lamentable como la Copa de La Liga del año pasado.

El equipo está totalmente partido, con un delantero, ayer Herazo en el segundo tiempo, y generalmente Bareiro, peleando solo contra el mundo arriba, con los 5 o 4 defensores bien atrás y un medio campo perdido. Salvo la aparición de Irala el torneo no deja nada positivo. Es hora de cambiar.

Ahora llega el segundo partido por la Copa Libertadores. Esperemos que la motivación y el amor propio de los jugafores nos pueda dar una alegría contra Independiente del Valle para seguir con esperanzas en ese torneo.

La culpa no es de los suplentes, San Lorenzo fue un bochorno también con los titulares...