domingo. 27.11.2022

El básquet de San Lorenzo y su posible último partido

El conjunto azulgrana enfrenta a Gimnasia de Comodoro Rivadavia mientras sigue expectante a la aprobación por parte de FIBA de poder seguir compitiendo. 
Fotos: Credito: Matias Garcia - La Liga
Fotos: Credito: Matias Garcia - La Liga

Gastos sin considerar ningún tipo de presupuesto estable, sueldos atrasados con jugadores, deudas con jugadores que ya no forman parte del club y con sus representantes, deudas con la principal entidad del deporte, inhibición para contratar jugadores, armado de plantel de juveniles por la situación económica, imposibilidad de disputar torneos internacionales. Todas estas características podrían ser tranquilamente del fútbol de San Lorenzo pero en esta ocasión se trata del básquet. 

Es un momento complicado para el pentacampeón de la Liga Nacional de Básquet, donde no solo sufre todo lo mencionado sino que, además, corre el riesgo de ser desafiliado de la competición por orden de FIBA, ya que se estima que debe más de un millón de dólares entre sueldos y premios de jugadores que pasaron por el club, sueldos de entrenadores y deudas con la Asociación de Clubes y la FIBA misma. El campeonato actual comenzó en duda por esta misma situación, y hasta se puso sobre la mesa la posibilidad de vender la plaza.

Por la deuda con los jugadores extranjeros, el equipo fue inhibido y no pudo disputar la Basketball Champions League Americas (BCLA) Adicionalmente a eso, se le prohibió incorporar jugadores del exterior, y a partir de las últimas semanas también se sumó la prohibición de incorporar jugadores locales. El malestar interno por esta situación y por el pago de sueldos también es muy grande, demostrado también en la irregularidad del equipo en los últimos partidos, donde el foco principal no parece estar en el juego. 

En teoría, tanto desde la dirigencia de San Lorenzo como de parte de Fabián Borro (presidente de la Asociación de Clubes) habría una propuesta elevada a la FIBA para que el equipo pueda al menos terminar la Liga. Si la FIBA acepta dicho plan de pagos antes de la fecha límite (el próximo viernes 25 de febrero), San Lorenzo podría seguir disputando la competición. 

Mientras tanto, este sábado a las 11 de la mañana, en el Polideportivo Roberto Pando se va a jugar contra Gimnasia de Comodoro Rivadavia. El equipo tiene un récord actual de 11 partidos ganados y 12 perdidos, y en relación a las expectativas iniciales y la experiencia del Super 20, está realizando un gran campeonato alejado de las posiciones bajas. Esto es gracias principalmente al paso adelante que dieron los juveniles como Facundo Rutenberg y Leandro Cerminato, y el gran liderazgo que ejercen a pesar de las condiciones Lucas Perez, Matias Sandes y José Defelippo (ausente hasta marzo por una intervención en el ojo).

Esperemos que el final no sea bochornoso, que podamos seguir disputando la Liga y que solamente sea una etapa de reacomodamiento, mientras tanto nos sumamos al pedido de las redes #NoAbandonenElBasquetSL.

El básquet de San Lorenzo y su posible último partido
Comentarios