domingo. 21.04.2024

San Lorenzo tuvo en gran éxodo de juveniles este mercado de pases, que regresaron de sus préstamos y no fueron tenidos en cuenta para el primer equipo.

Ese es el caso de Julián Palacios, jugador que fue cedido por un año a Banfield, retornó a Boedo en enero y ahora salió al Goias a préstamo por un año.

El futbolista habló para Pasión Por el Ciclón y dio un durísimo testimonio sobre lo vivido en San Lorenzo, además de que nadie del cuerpo técnico se comunicó con él.

 “Conmigo nadie se comunicó, lo que sí me enteré es que no me querían tener en el plantelNo me iba a quedar a sufrir otro año o pasarla mal por no estar jugando“, expresó.

Luego siguió: "Yo vivía con mi hermano (Matías Palacios) y él todos los días volvía a casa llorando. El periodismo y los medios decían que era la joya y nunca le tocó jugar ni cinco minutos".

"No tenía ganas de ir a comer, ni de levantarme. Estaban esperando que haga algo mal para decirme de todo, se lo dije a Troglio. No podía, fui al psicologo, la pasé muy mal, me basurearon y a otros compañeros que no hablaron también", refiriéndose claramente a referentes del Ciclón en ese momento.

Y luego cerró: "La pasé muy mal, me han llegado a basurear, en los partidos, en los entretiempos, no quería jugar más, no quería agarrar la pelota, nunca lo conté, ya eran amenazas, por eso fue mi salida a Banfield. Estoy dolido igual que mi hermano".

Preocupante declaración de un ex San Lorenzo contra el vestuario: "Estaban esperando...