viernes. 12.04.2024
San Lorenzo
San Lorenzo

San Lorenzo se encuentra en alerta máxima mientras se acerca el clásico contra Boca Juniors programado para el miércoles 8 de noviembre en el Nuevo Gasómetro por la fecha 12 de la Copa de la Liga pero que puede ser cambiado para más adelante. Sin embargo, antes de este enfrentamiento tan esperado, el equipo dirigido por Insúa tiene un partido pendiente contra Sarmiento. La atención se centra en una pieza fundamental del equipo, Adam Bareiro, quien corre el riesgo de perderse el clásico por acumulación de tarjetas amarillas.

Adam Bareiro, quien ha anotado seis de los siete goles del Ciclón en el torneo local, ha acumulado su cuarta tarjeta amarilla en el reciente empate 1-1 contra Platense. Esto lo coloca al borde de la suspensión, ya que con una tarjeta amarilla más, estaría obligado a perderse el enfrentamiento contra Boca. Anteriormente, Bareiro fue amonestado en partidos contra Tigre, Huracán y Newell’s, y sufrió dos tarjetas amarillas en el juego contra Unión, aunque estas últimas se limpiaron debido a una posterior expulsión que lo dejó sin jugar en el duelo contra Racing.

La tarjeta amarilla que puso a Bareiro en una situación delicada se produjo al final del partido contra Platense, momentos después de anotar un gol crucial para el equipo. En ese momento, el jugador se mostró efusivo, enfrentándose a un oponente y gritándole en la cara, lo que fue percibido por el árbitro Silvio Trucco, quien le mostró la amarilla que podría dejarlo fuera del clásico.

Además de Bareiro, otros dos jugadores del equipo, Malcom Braida y Gonzalo Maroni, también están en riesgo de perderse futuros partidos debido a acumulación de tarjetas amarillas. Braida tiene tres amarillas, recibidas en los partidos contra Lanús, Tigre y Godoy Cruz, mientras que Maroni ha acumulado tres tarjetas amarillas en los enfrentamientos contra Racing, Estudiantes y Newell’s. Estos jugadores deberán tener cuidado para evitar perderse partidos importantes en el futuro.

El jugador que puede perderse el clásico con Boca, en caso de tener 1 amarilla más